Experimento del Dr. Jara

martes, 10 de noviembre de 2009

Tras años de estudio con distintos animales, he llegado a la conclusión de que un gato que esté observando a un humano haciendo breakdance desarrolla inmediatamente la capacidad de volar. Aquí tenéis la prueba:


Obsérvese el rápido despegue del animal, la velocidad que alcanza en pocos segundos... Al parecer todavía deben perfeccionar la técnica de aterrizaje para que esta cualidad felina salga adelante.
Madre mía, despollado estoy, lo habré visto 20 veces ya...

1 comentarios:

Jarno Trulli Castaño dijo...

Buenos efectos especiales, jejejejejejejeeje