El consultorio del Dr. Jara (XII Edición)

lunes, 5 de octubre de 2009

Bueno, por fin tengo material suficiente para otro consultorio, después de CUATRO PUTOS MESES sin recibir demasiadas preguntas, en la última semana he recibido un buen carro. Aunque debo decir que esta vez las preguntas formuladas son de una calidad insuperable, totalmente rebuscadas para hacerme romper el coco solucionándolas. Claro, que tampoco tengo nada mejor que hacer ya que mi objetivo actual es pasarme los próximos cinco años tocándome los cojonarros para volver a cambiarme de carrera, esta vez supongo que a Bellas Artes o algo de ese estilo.
Pues nada, después de mis merecidas vacaciones de verano, vuelvo a la carga. Ahí tenéis:

Manuel: "Por qué siempre bajamos el volumen de la radio cuando aparcamos o cuando nos perdemos? ¿Acaso vemos mejor?"

Es obvio que no vemos mejor, pero todos sabemos que la concentración en el momento de aparcar es muy intensa; si a ello le unimos que otra parte del cerebro se preocupa de recibir ondas sonoras como son las de la música, toda esa tensión acumulada puede acarrear diversos problemas como desprendimientos de retina, gangrena en los testículos o que te explote la cabeza (conf. de la OMS en Marmellar de Abajo, 1998). Por ello, es recomendable que a la hora de aparcar se disminuya el volumen de la música o la radio, así como que se ponga el móvil en silencio.

De todas formas el gobierno no se está quedando de brazos cruzados. El Ministerio del Interior está desplazando a los habitantes de los barrios de chabolas de las ciudades para instarles a trabajar de aparcadores, de esos que te dicen dónde hay un hueco, a cambio de un pequeño salario y de lo que puedan robar. Esta medida no sólo soluciona el problema de que te pueda estallar la cabeza, sino que ha constituido una fórmula excelente para la creación de empleo en España, una de las asignaturas pendientes del presente gobierno.

Manuel: "El Batmóvil, ¿tiene radiocassette o cd?"

Todos hemos visto alguna película de Batman en la tele después de comer. Sabemos, pues, que Batman es un tío que va de duro que tiene un pedazo de coche de la hostia que utiliza, principalmente, para impresionar a las chonis de Gotham. El Batmóvil no es un coche cualquiera. Posee reproductor de DVD y la tecnología posterior al Blue Ray, que aún no se ha comercializado, además de pantallas retráctiles para verse una peli mientras el piloto automático conduce por él. Algunas de las canciones que Batman escucha a diario son "No puedo estar sin él", que escucha en sus bafles de 2000 watios mientras pone el coche en modo descapotable; o "Unchained melody", que le viene de perlas cuando Batman invita a Robin a subir al Batmóvil y quiere que le haga una buena felación.

A pesar del cochazo que tiene, Batman también baja la música cuando se pierde o tiene que aparcar.

Manuel: "¿Cómo se llamaba el capitán Garfio antes de perder la mano?"

La empresa Oddisey encontró recientemente el cráneo del famoso capitán Garfio en aguas del Estrecho de Gibraltar, mientras se dedicaba a expoliar nuestro país de un importante tesoro sumergido en un galeón de tres siglos de antigüedad. Cediendo a las presiones de la comunidad científica internacional, la empresa entregó el cráneo para su análisis, que se realizó en poco tiempo. Del capitán Garfio sabemos que nació en la localidad leonesa de Villafranca del Bierzo y que perdió la mano un día que se practicó más de doscientas masturbaciones. Después de una expedición arqueológica a dicho pueblo, se pidió el registro civil al párroco, quien lo cedió a cambio de un monaguillo menor de ocho años. Tras estudiar el libro del registro, se concluyó que el nombre real del capitán garfio era Federico Garfio Talavera, por lo que el sobrenombre de "capitán Garfio" no tenía nada que ver con su simpático implante, sino que todo se debió a una coincidencia. Qué cosas, ¿eh?

Justo: "¿Puede una mujer quedar embarazada si le pegan un tiro con la bala impregnada en semen si se lo tiran justo al lado del óvulo sin dañar nada importante?"

...Creo que esta es la mejor pregunta que me han hecho en las doce ediciones de consultorios que llevo, y no quiero pensar cómo demonios se te habrá ocurrido, sólo sé que necesitas ayuda urgente. Después del inciso, procedo a ejercer mi deber respondiéndote:

Es totalmente posible disparar a una mujer con una bala lefada y que quede embarazada. Aunque la madre muera tras el disparo, el embrión se gestará durante los nueve meses correspondientes dentro del vientre de su madre, aunque el resto de su cuerpo se descomponga. Tras la gestación, el niño nacerá totalmente ario, con largos colmillos, alas plumeadas y una MG-42 en cada brazo. Se sabe también que en el momento del parto no se necesita ayuda exterior, sino que el bebé se abre paso por el chocho de su madre a dentelladas. Por otra parte, no se encuentra placenta en los restos, sino una gran cantidad de ceniza. Se rumorea que algunos personajes famosos como Frank Sinatra, Chuck Norris o el futbolista Pablo Alfaro nacieron de este modo.

Miguel: "¿Cómo se sabe cuándo un desodorante de roll-on se ha acabado?"

Muy fácil. Los desodorantes tienen una cantidad determinada de sustancia alrededor de la bola esa con la que te atusas el sobacamen. Al terminarse esa sustancia, el producto está diseñado para que, si vuelves a utilizarlo, la presión ejercida con tu axila sobre la bola giratoria sirva para hundirla dentro del bote, y a su vez presionar un resorte que, al activarlo, dispara una cuchilla albergada en el interior del frasco. El afilado metal penetra en la axila hasta casi atravesar el cuerpo por el hombro y, al sacarlo, en la hojilla se puede leer "hora de adquirir otro producto". La sangrante herida pertinente no es más que un recordatorio para que vayas a la droguería en cuestión.

Castaño: "¿Por qué Italia tiene forma de bota y no de sartén o de azulejo?"

La primera idea que tuvo Garibaldi al unificar el país fue que tuviera forma de sartén, como muestra de la gran tradición culinaria que siempre ha tenido Italia. Pero por desgracia, los dirigentes de Tefal firmaron una querella contra el político y su idea fue desestimada. Su siguiente proyecto fue convertir la zona en un azulejo romboide, debido a su admiración por los cuartos de baño del palacio presidencial que tuvo oportunidad de ver cuando, al visitar al rey Victor Manuel de Saboya, sufrió un apretón a causa de la ingesta de calimotxo el día antes. Para su desesperación, el director general de Roca demandó a Garibaldi al enterarse de sus intenciones. Garibaldi, exhausto e irascible, decidió entonces visitar las fábricas de Tefal y Roca para propinar severos puntapiés en los testículos a todos los trabajadores y encargados que allí se encontraran. Después de semejante acción, ambas empresas dieron su brazo a torcer y aprobaron los proyectos de Garibaldi. Pero éste, visiblemente contrariado, decidió que la forma ideal del país debía ser la de una bota, como símbolo político de la rectitud y como aviso a aquellos que optaran por quebrantar la ley. Así que, tras todo este escándalo, el señor Garibaldi pidió a los trabajadores de una famosa mina de Nápoles doscientos mil millones de toneladas de dinamita (no se atrevieron a negársela, pues Garibaldi calzaba la bota con la que fustigó a los empleados de las fábricas de Tefal y Roca) y los colocó de tal forma que, al explotar, dejara la península itálica en forma de bota. Los restos de la península son las actuales islas de Córcega, Cerdeña, Creta y Rodas (estas dos últimas en posesión de Grecia, con quien Italia mantiene una dura pugna diplomática).

Y esta es la apasionante historia de Italia. Espero que os haya gustado.
Yo, por mi parte, me despido tras hora y media de tenaz escritura; no sin antes animaros a que la próxima vez me hagáis las preguntas antes de que pasen cuatro meses. ¡Ah! y, por favor, enviádmelas vía Tuenti por que si no se me olvidan o las pierdo, no os cuesta nada y a mi me viene mucho mejor. Hasta otra putas infernales.

Morid.


Si Dios lo sabe, Jara también.

2 comentarios:

yarukh dijo...

chapeau dr.jara

Jarno Trulli Castaño dijo...

La mejor sección reitero