El sueño de todos los Timbalettis

viernes, 5 de febrero de 2010

Tras unas semanas en blanco, me dispongo a realizar una nueva entrada en esta nuestra Biblia personal (perdona Rouco pero es que esto es la ostia). Navegando por la red, en un barco de la ostia, me encontre en una asquerosa y misera pagina como es la de El Pais (tengo que hacer un trabajo y requiero de periodicos, no me he cambiado de bando y no lo haré nunca, joder!!) encontré un reportaje acerca de los balnearios y estos lugares pijos llamados Spa, que parece como si echaramos un gapazo por la ventanilla del coche.

En fin Serafín, pues me encontré con el siguiente balneario:

Es posible cumplir uno de los grandes sueños de nuestro amado Homer Simpson: que es el de "bañarse en un barreño de cerveza gigante". Recordemos otros sueños de Homer como el del bocadillo más grande del mundo o atravesar un campo de futbol americano en bolas. Ha de resultar fascinante, pues no es sólo el aroma a levadura de malta, sino también la sensación pegajosa y templada que rodea a tu cuerpo.

Pues bien esto es posible en la fábrica de cerveza Starkenberg (cuya pagina os dejo por si nos toca el Euromillones esta noche a alguno (100 millones) y le hacemos una visita este fin de semana www.starkenberg.at) que está ubicada en la región de Tarrenz, Austria, así como a las afueras de Salzburgo, en la localidad Franking, nos podremos dar otra dosis corporal de cebada fermentada en el hotel Moorhof (www.moorhof.com) ofrece un completo tratamiento basado en la cerveza desde la bañera hasta tu barriga.

Los elementos fundamentales para poder ir hasta allí es una bandeja flotante repleta de embutido y pan, para poder tener algo para mojar, y sobre todo no saber nadar, digo lo de no saber nadar por que resulta fundamental para poder ahogarse y morir inundado de cerveza, puede haber una muerte más digna para un timbaletti, un servidor piensa que no....

Miguel Vergas Godrigguez
Si esos tres pueden porque nosotros no

1 comentarios:

Jarno Trulli Castaño dijo...

maravilloso!!
confio en tu suerte esta noche, mich, y tu euromillón